Si peináramos nuestro colchón, descubriríamos que es un auténtico nido de gérmenes. El polvo, los ácaros, la transpiración… nuestros colchones, si no se limpian periódicamente, pueden ser los causantes de estas pequeñas dolencias cotidianas insospechadas, aunque una cama bien hecha da la impresión de que todo está en orden. . Una buena higiene de la ropa de cama es fundamental para un sueño reparador. Nuestros consejos para limpiar tu colchón de forma fácil.

1- Cepilla el colchón 

cepillo de limpieza

El primer paso es usar un cepillo de cerdas suaves. Debes utilizarlo de forma que el cepillo vaya desde el centro hacia el exterior de la superficie. Asegúrate de que las cerdas alcancen las esquinas y los bordes para eliminar la suciedad que se encuentra en los espacios. 

Puedes humedecer las cerdas para que el polvo y la suciedad se adhieran a ellas y sean más fáciles de quitar. Si hace esto, deberá dejar que el colchón se seque después. Recuerda humedecer el pincel, no mojarlo.

2- Usa vapor 

limpieza a vapor

Este es un método fácil y respetuoso con el medio ambiente, ya que no requiere ningún producto químico. Este método mata bacterias, hongos y ácaros  . Puedes utilizar un vaporizador manual o una plancha con sistema de vapor.

Pásalo sobre el colchón y los pliegues. Esto debe hacerse lentamente, pero no más de dos minutos por área, para evitar que el vapor moje el colchón. 

Una vez que hayas terminado, debes dejar que el colchón se seque por completo. Si tiene un ventilador de techo en la habitación, puede encenderlo para acelerar el secado.

3- Aspira el colchón 

aspiradora de limpieza

Este método es bien conocido y puede usarlo solo o además de los métodos mencionados anteriormente. La aspiradora termina de eliminar la suciedad y el polvo, especialmente en lugares de difícil acceso como pliegues, bordes y costuras. 

Aspirar la superficie del colchón de tres a seis veces al año ayuda a mantener una buena higiene y así preservar su vida útil. Si usted o un miembro de su familia tiene alergias en su hogar, debe aspirar con más frecuencia hasta que se eliminen los alérgenos.  

Aunque algunos colchones no necesitan voltearse para mantener su forma, aún es recomendable voltear el colchón y aspirar ambos lados y lados.

4- Usa un quitamanchas 

Para las manchas de sangre y orina, puedes usar peróxido de hidrógeno. Humedece una esponja, paño o algodón y frota las manchas con movimientos circulares. Cuanto más reciente sea la mancha, más fácil será eliminarla. Es muy importante comenzar con una pequeña cantidad de peróxido de hidrógeno porque es muy abrasivo para la tela del colchón y puede decolorarla. 

Para las manchas malolientes, puedes mezclar una taza de agua caliente con el jugo de tres limones. Moje el área afectada y frote suavemente con una esponja. No olvides dejar que el colchón se seque después.

Otro consejo para limpiar las manchas difíciles del colchón

Por último, si ninguno de estos métodos funcionó  para quitar las manchas   , puedes probar comprando un limpiador enzimático. Estos limpiadores están hechos de detergente y tienen un pH neutro. Su composición es natural, por lo que no es un producto químico. Humedece un paño y aplícalo suavemente sobre la mancha hasta que desaparezca. Luego repite la operación pero esta vez con agua. Puedes encontrarlo en una tienda de limpieza cerca de ti.