A veces olvidamos que el colchón está ahí. En general está cubierto por sábanas y frazadas, y cuando la cama está hecha, todo parece en orden. Pero la realidad es que un colchón es un item que usamos todos los días por lo menos por 8 horas al día y no le damos la importancia y el cuidado que merece.

Además de girarlo, voltearlo y airearlo, debemos realizar una limpieza periódica no sólo para que huela bien y esté limpio sino también para evitar ácaros, gérmenes y bacterias. Así, le daremos más vida útil al colchón y nuestra calidad de descanso será mejor.

A continuación te daré algunos trucos y consejos para limpiar de forma el colchón de manera fácil.

1- Cepilla el colchón

Un primer paso es utilizar un cepillo de cerdas suaves. Debes pasarlo de manera que el cepillo vaya desde el centro hacia afuera de la superficie. Asegúrate de que las cerdas se metan en las comisuras y bordes para eliminar la suciedad que queda en esos intersticios.

Puedes humedecer las cerdas para que el polvo y la suciedad se pegue a ellas y sea más fácil removerlas. Si haces esto, después deberás dejar que el colchón se seque. Recuerda sólo humedecer el cepillo, no mojarlo.

2- Utiliza vapor

Esta es una manera fácil y respetuosa con el medio ambiente ya que no requiere químicos. Este método elimina bacterias, hongos y ácaros. Puedes utilizar una vaporera de mano o una plancha con sistema de vapor.

Pásala por sobre el colchón y los dobleces. Hay que hacerlo de manera lenta, pero no debes estar más de un par de minutos por área, ya que no queremos que el vapor moje el colchón.

Una vez que hayas terminado, debes dejar que el colchón se seque por completo. Si tienes un ventilador de techo en la habitación, puedes encenderlo para acelerar el secado.

3- Aspira el colchón

Es un método conocido, y puedes usarlo por sí solo, o como complemento a los métodos que te indiqué antes. El aspirado termina de sacar la suciedad y polvo, sobre todo de lugares de difícil acceso, como los pliegues, bordes y costuras.

Te sugiero que aspires la superficie del colchón entre tres y seis meses al año. Si tu o alguien de tu familia tiene alergias en tu casa, entonces deberías aspirarlo con más frecuencia hasta eliminar los alérgenos.

Si bien hay colchones que no son necesarios girarlos para mantener su forma, te sugiero que igual lo gires y aspires ambos lados, y los costados. 

4- Quitamanchas

Para las manchas de sangre y orina puedes utilizar agua oxigenada. Humedece una esponja, trapo o algodón y frota las manchas de manera circular. Cuanto más nueva sea la mancha más fácil saldrá. Es muy importante que comiences con poca cantidad de agua oxigenada ya que es muy abrasiva con la tela del colchón y puede descolorearlo.

Si hubiera manchas con olor, puedes mezclar una taza de agua tibia con el jugo de tres limones. Humedece la zona afectada y frota suavemente con una esponja. Recuerda dejar secar el colchón después.

Otro consejo para limpiar manchas difíciles en el colchón

Por último, si ninguno de estos métodos removieron las manchas, puedes probar comprando un limpiador enzimático. Estos limpiadores tienen una base de detergente y pH neutro. Son de composición natural, por lo que no es un producto químico. Humedece un trapo y aplica suavemente sobre la mancha hasta que desaparezca. Después repite la operación pero esta vez con agua. Lo puedes encontrar en una casa de limpieza cercana a tu casa.