La alta humedad en la casa es una fuente de muchos inconvenientes. Daña ciertas superficies como paredes y promueve el desarrollo de moho responsable de alergias y problemas respiratorios. En este caso, regular el nivel de humedad es fundamental para garantizar un espacio habitable confortable y mantener la casa en buenas condiciones. Descubra cómo reparar paredes húmedas.

Si el aire seco provoca dolores de cabeza y reseca la piel y las mucosas, la alta humedad también es perjudicial para el estado del alojamiento.

pared dañada por humedad

¿Cuáles son las consecuencias de la alta humedad?

El nivel de humedad  se considera normal cuando se encuentra entre el 45% y el 65%.  Más allá de este índice, hablamos de un exceso de humedad que tiene importantes consecuencias.

  • Sobre la salud: la  inhalación de esporas de moho puede provocar una alergia que provoque rinitis, irritación ocular, tos, congestión nasal o incluso sibilancias. Además, los altos niveles de moho en el hogar pueden poner a los niños en riesgo de asma.
  • Sobre el estado del alojamiento  :  La alta humedad favorece la aparición de manchas de moho y salitre en las paredes,  provoca el desmoronamiento de la pintura  y el desprendimiento del papel pintado , sin olvidar que favorece la condensación en el exterior, en el interior de las ventanas e impregna el interior con mal olor a humedad.

¿Cuáles son los factores responsables de la humedad en las paredes?

Problemas de infiltraciones de agua:  Las paredes tienen una estructura porosa que favorece la infiltracion de humedad del exterior, especialmente  si la vivienda no tiene un buen aislamiento y por tanto poca estanqueidad al agua ya la intemperie.  Tenga en cuenta que las infiltraciones también pueden provenir del techo.

Fugas de agua: Las  fugas pueden provenir de tuberías o electrodomésticos. De hecho, el agua puede escaparse de un lavavajillas o de una lavadora, promoviendo así la humedad en las paredes.

Mala ventilación:  En ausencia de una buena ventilación, la humedad se acumula en la casa, especialmente en la cocina y el baño, considerados los espacios más húmedos de la casa.

Ascenso capilar:  Este fenómeno supone el ascenso de la humedad del suelo o sótano a través de las paredes.

pared dañada

¿Qué método para reparar una pared húmeda?

  1. Limpiar la zona manchada

Antes de reparar los daños en una pared, primero debe limpiarse a fondo. Para ello, utiliza un paño de microfibra y agua jabonosa a base de jabón de Marsella o líquido lavavajillas. Luego deja que la pared se seque.

  1. Quitar escamas

Con un raspador de grietas, elimine la pintura desconchada y las partículas que se hayan desprendido debido a la humedad.

quita las escamas

  1. tratar el moho

 con un quitamoho casero. Para esto necesitarás:

  • 300ml de vinagre blanco
  • 200 ml de agua
  • 4 a 5 gotas de aceite esencial de árbol de té

Mezcla el vinagre blanco, el agua y el aceite esencial de árbol de té en un spray. Este último  tiene una acción antifúngica y antibacteriana que te ayudará a destruir eficazmente los hongos responsables del moho  para evitar su reaparición. Pulverizar sobre las zonas afectadas y dejar actuar unas horas. Luego limpie la pared con un paño limpio y deje que se seque por completo.

  1. Recubrimientos

Si es necesario, rehaga una masilla para rellenar los agujeros y grietas, y luego una masilla de alisado para finalizar la reparación de la pared.

reparar una pared húmeda

  1. Pintar

Después de reparar la pared dañada por la humedad, aplique una capa de pintura repelente de manchas en las áreas dañadas  para fortalecer la resistencia de la pared al deterioro diario. Espera a que se seque y pinta la pared  , de preferencia escogiendo una pintura antihumedad. Tenga en cuenta que antes de continuar con este paso, la pared debe estar seca y bien lijada.

Tenga en cuenta que antes de proceder con la reparación de la pared, se debe identificar la causa de la humedad y corregirla  para evitar el deterioro de las paredes que aún no han sido afectadas.

¿Cómo luchar contra la humedad?

El primer paso a adoptar es ventilar diariamente toda la casa, para renovar el aire ambiente y eliminar el exceso de humedad. La aireación de 15 minutos puede ser suficiente.

Para controlar el nivel de humedad en la casa, considera equiparte con un deshumidificador que te ayudará a bajar la humedad en las habitaciones que muestren signos de alta humedad. Y por último, es importante revisar las tuberías  y  asegurarse de que la casa esté aislada por el techo y por las ventanas  para tratar el problema de la humedad en la fuente.

Este truco sin duda te permitirá reparar tu pared húmeda, pero para evitar volver a encontrarte en una situación así, es importante regular la humedad de la casa, para evitar un nivel de humedad muy alto o demasiado bajo.