Seguramente habrás olvidado tus llaves en la oficina, o en casa de algún amigo, o incluso en casa. Para evitar que esto suceda, puedes resolver una situación de emergencia en minutos y sin gastar mucho dinero. Aprende a hacer una copia de una llave en casa, para tenerla disponible cuando la necesites.

Este método no funciona con todas las teclas, solo con las más pequeñas con forma de sierra. Para ser claros, los que sirven para abrir y cerrar candados.

Necesitas: llave madre (la que se va a copiar), tijeras o alicates, una lata de atún, un encendedor y algo de cinta adhesiva.

  1. Toma la llave a copiar y caliéntala con el encendedor.
  2. Con cuidado de no quemarse, coloque un trozo de cinta adhesiva sobre la tecla de acceso rápido. Aplique presión para que se adhiera bien, luego retírelo. El contorno negro se habrá formado en la cinta.
  3. Coloca la cinta en la tapa de una lata y córtala con unas tijeras.

¡Las llaves están listas!