No cabe duda de que uno de los espejos más utilizados en nuestro hogar es el del baño. Con agua caliente, es inevitable que el espejo se cubra de niebla. Afortunadamente, existe un truco infalible para eliminar definitivamente las marcas de condensación.

Entre las tareas del hogar más tediosas está limpiar los espejos. Y no es para menos, después de un buen baño con agua caliente o una agradable ducha, el espejo del baño se empaña por completo. A veces no es necesario comprar productos caros para superar este fenómeno.

¿Cómo evitar que el espejo se empañe?

Limpiar el espejo del baño

Después de un baño caliente, el espejo sobre el fregadero atrae la humedad y el vapor, lo que provoca que se empañe. Esta condensación puede permanecer intacta incluso después de la limpieza.

Para limpiar el espejo del baño , puedes utilizar un paño de microfibra. Humedécelo con un poco de alcohol y limpia las manchas. Para evitar manchas y empañamientos, no utilices productos disolventes sino espuma de afeitar. Aplique este último directamente sobre el espejo, distribúyalo y luego limpie la superficie con un paño. Todo lo que tiene que hacer es enjuagar y su espejo estará reluciente y protegido contra el empañamiento.

¿Cómo mantener limpios los espejos?

Mírate en el espejo del baño limpio

Aparece vapor en los espejos de los baños por el fenómeno de la condensación. Cuando la habitación se llena de vapor de una ducha, por ejemplo, se condensa en el cristal y se empaña.

Si a menudo notas marcas antiestéticas al limpiar los espejos de tu hogar, debes saber que existen varias soluciones simples y efectivas que te permitirán obtener resultados convincentes. Los ingredientes al alcance de su mano pueden limpiar los espejos de manera efectiva . El más efectivo es el alcohol doméstico. Solo necesitarás una pequeña cantidad en una toalla de papel o un trozo de periódico. Limpia todas las manchas y conseguirás un efecto espectacular.

El vinagre blanco también puede venir a tu rescate para limpiar el espejo. Primero deberá limpiar el espejo con agua y jabón diluido y luego agregar una taza pequeña de vinagre blanco a la mezcla. Si el espejo está limpio pero tiene marcas, enrolle un pedazo de periódico en forma de bola. Humedézcalo en la solución y luego limpie las manchas.