Después de solo unos meses de uso, ¿te das cuenta de que el color de tu almohada se ha vuelto amarillento? Esto puede suceder con el sudor absorbido por la tela de tu almohada. Para blanquearlo, este truco barato y fácil de realizar te permitirá eliminar en poco tiempo estas manchas rebeldes y darle una segunda vida.

Las almohadas a menudo se vuelven amarillas debido a la transpiración. Esto puede suceder cuando usa lociones faciales con demasiada frecuencia o cuando duerme con el cabello mojado. Para quitar las manchas amarillentas de tu almohada basta con un ingrediente. ¡El resultado es sorprendente!

Entonces, ¿cuál es este truco genial que puede blanquear una almohada amarillenta?

A pesar de la funda que protege la almohada,  es posible que al cabo de un tiempo notes que el color de esta última se ha vuelto amarillo, incluso después de lavarla a mano o a máquina. Para darle un toque de luminosidad, un ingrediente natural puede serte de gran ayuda.

Advertencia: antes de lavar tu almohada, tómate el tiempo de comprobar si puede pasar por la lavadora. El modelo con memoria de forma, por ejemplo, puede salir dañado.

– Usa bicarbonato de sodio para blanquear tu almohada

almohada manchas amarillas

pinterest-logo

Manchas amarillas en la almohada – Fuente: spm

Para que tu almohada luzca como nueva, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Una taza de bicarbonato de sodio
  • Dos cucharadas de detergente líquido casero para ropa

En una bañera llena de agua caliente,  vierte  el detergente líquido casero  y el bicarbonato de sodio  que actúa como quitamanchas y blanqueador. Luego, remoja la almohada en la mezcla durante unas horas antes de restregar las manchas. Es posible usar bicarbonato de sodio solo. Para ello, simplemente prepara una pasta mezclando este ingrediente con un poco de agua. Luego aplícalo sobre las manchas y déjalo reposar durante una hora. También puedes lavar la almohada en la lavadora usando este polvo.

Precaución: la almohada puede perder su forma original cuando se lava a máquina. Para evitar este inconveniente, coloque una pelota de tenis en el tambor de la máquina. Esto ayudará a mantener la apariencia hinchada de la almohada.

Otros consejos para quitar las manchas amarillentas de la almohada

Una cosa es cierta, el bicarbonato de sodio es un quitamanchas eficaz contra las manchas difíciles. Sin embargo, otros remedios naturales también pueden aportar la blancura deseada a tu almohada.

– Vinagre blanco para quitar las manchas de la almohada

El vinagre blanco es uno de los mejores quitamanchas naturales.  Este es un excelente producto para eliminar manchas difíciles. Por lo tanto, se recomienda lavar las almohadas con este producto que las dejará como nuevas. Para hacer esto, simplemente mezcle  una taza grande de vinagre blanco y unas gotas de aceites esenciales  en un recipiente grande lleno de agua. El ácido acético contenido en el vinagre blanco limpia suavemente el tejido sin dañarlo. También puede disolver una taza de cristales de soda en un recipiente grande con agua y agregar una taza de detergente en polvo y una taza de vinagre blanco. Luego sumerge tu almohada en esta mezcla y déjala actuar toda la noche. Al día siguiente, mete tu almohada en la lavadora y ¡listo!

– Jugo de limón y agua oxigenada para limpiar la almohada

lavadora jugo de limon

pinterest-logo

Zumo de limón en la máquina – Fuente: spm

El jugo de limón es un formidable agente blanqueador. Conocido por sus propiedades desinfectantes y desodorantes, restaura un color vibrante a sus almohadas blancas mientras deja un dulce aroma a limón. Simplemente exprime algunos limones y vierte el jugo en un recipiente lleno de agua caliente. Incluso puedes verter el limón directamente en la máquina mezclándolo con una pequeña cantidad de peróxido de hidrógeno. Finalmente, deja que tu almohada se seque al sol para obtener más blancura.

Además, para mantener correctamente tu almohada, se recomienda limpiarla  cada 6 meses,  esté amarillenta o no.

Todos estos trucos de la abuela te permitirán eliminar las manchas amarillas de tu almohada con productos naturales. Si su almohada ha excedido una vida útil de tres años, ¡es recomendable cambiarla en lugar de luchar para blanquearla!